Gobierno Autónomo Departamental de Cochabamba

COMPLEJO FRUTÍCOLA PRODUCIRÁ UN MILLÓN DE PLANTINES IN VITRO DE DURAZNO Y MANZANO DESDE LA PRÓXIMA GESTIÓN

El gobernador de Cochabamba, Iván Canelas, realizó hoy una última inspección a las obras del Complejo Frutícola, emplazado en el Centro Experimental de San Benito, cuya entrega definitiva se estima que sea a principios de la próxima gestión 2018.

"Ya está listo prácticamente, nos falta sólo equipar. El equipo ha llegado, se podría instalar en unos 15 a 20 días y el próximo año, en enero, vamos a volver para dar el puntapié inicial a su funcionamiento a fin de producir la mayor cantidad de plantines (...)", sostuvo, tras recorrer las diferentes instalaciones del Complejo Frutícola.

Laboratorios, tanques, invernaderos, viveros, son algunas de las instalaciones que visitó el Gobernador, a medida que los responsables de cada área le explicaban el funcionamiento de las mismas.

Previamente, se visitó el tanque de agua y el pozo, distante a unos 200 metros al norte del Centro Experimental de San Benito. El pozo que garantizará el líquido elemento al Centro Frutícola,  tiene una profundidad de 120 metros y una capacidad de proveer 7,5 litros por segundo de agua.

"Con esto vamos a garantizar la dotación y la producción a todo el país (...)", enfatizó la primera Autoridad departamental.

El proyecto de Desarrollo de la Producción de Frutas del Valle tendrá la capacidad de producir un millón de plantines in vitro de manzana y durazno con la certificación del Servicio Nacional de Sanidad Agropecuaria e Inocuidad Alimentaria (Senasag) y otras.

Este complejo se constituye en el único del país de estas características.

Con este megaproyecto a punto de ser inaugurado, la Gobernación apunta a incrementar la producción de manzana (Pojo y Vinto) y durazno (San Benito, Arbieto y otros municipios) con la meta de exportar ambos cultivos y garantizar la seguridad alimentaria.

MUNICIPIOS BENEFICIADOS: 18

Los municipios que se beneficiarán con la producción del Complejo Frutícola que durará aproximadamente 7 años son: Tarata, Anzaldo, Arbieto, Cliza, Toco, Tolata, Punata, Villa Rivero, San Benito, Capinota, Quillacollo, Sipe Sipe, Tiquipaya, Vinto, Sacaba, Colomi, Pocona y Arani.

ANTECEDENTES

El Complejo Frutícola que beneficiará a más de 2.700 familias de 18 municipios tiene la finalidad de incrementar la producción de durazno y manzana  a través de la implementación de innovaciones tecnológicas.

Bolivia garantiza una cobertura mínima del 20 % de estos productos (durazno y manzana) a su población; el restante 80 % los importa.   

CONVENIO INTERINSTITUCIONAL

En septiembre de 2016, el Fonadal (hoy Fonadin) y la Gobernación de Cochabamba suscribieron un convenio orientado a cofinanciar este megaproyecto con un monto de Bs. 11,5 millones, de los cuales el primero erogó más 9 millones y el ente departamental 2,3 millones.