Gobierno Autónomo Departamental de Cochabamba

GOBERNACIÓN INVIRTIÓ 378 MM DE BS ENTRE 2013 Y 2018 EN PROYECTOS DE RIEGO E INCORPORÓ CASI 17.000 HECTÁREAS BAJO RIEGO

El director departamental de Riegos, Juan Céspedes, informó hoy que a nivel departamental se han ejecutado diferentes proyectos en concurrencia con el Gobierno nacional y las Alcaldías para garantizar la seguridad alimentaria y la reactivación agrícola en Cochabamba.

Dijo que para llevar adelante ese objetivo se impulsaron los programas “Mi Riego I, II y III”, PRONAREC III, PPCR y otros.

Afirmó que de la sistematización preliminar de los proyectos de riego, atendidos por el Gobierno Autónomo Departamental de Cochabamba, en los últimos cinco años (2013 – 2018), se puede apreciar que se ha incorporado bajo riego miles de hectáreas y se ha beneficiado a 26.533 familias.

Asimismo, se ha invertido conjuntamente el gobierno nacional y los beneficiarios (un monto aproximado de 378 millones de bolivianos de los cuales la Gobernación de Cochabamba aportó con un 15 al 20 por ciento.

“Se puede señalar que en la gestión 2015 – 2018, es decir en los últimos tres años, durante la gestión del gobernador Iván Canelas, el Gobierno Autónomo Departamental de Cochabamba ha incorporado bajo riego una superficie aproximada de 15.005,0 hectáreas, beneficiando a 22.424 familias, con un costo de 336.4 millones de bolivianos”, puntualizó el Director Departamental de Riegos.

Haciendo una comparación con los años anteriores el incremento anual de hectáreas bajo riego en el departamento no pasaba de las 1.000 hectáreas, mientras que en últimos cinco años (2013-2018) este incremento llega a alrededor 4.000 hectáreas anuales.

Céspedes subrayó que en los últimos 5 años se han ejecutado sistemas de riego tecnificado (aspersión), construido represas, tomas, revestido canales y atajados.

Añadió que los proyectos más relevantes y desarrollados en los últimos años son los de riego tecnificado, un sistema que mejora la distribución del agua a nivel de parcelas e incrementa en dos o tres las hectáreas bajo riego.

Dijo que con los proyectos de riego se cumple con la política nacional y departamental para garantizar la producción de alimentos, que se constituye en un complemento de la seguridad alimentaria a nivel nacional.

PERFORACION DE POZOS EN COCHABAMBA

Céspedes sostuvo que la perforación de pozos no es la solución del déficit hídrico que se tiene en el departamento, considerando que a la larga se convierte en un problema medio ambiental ya que no se tiene estudios sobre el comportamiento de este recurso en el subsuelo.

Para muchos países y sociedades, el agua subterránea constituye una fuente de agua potable disponible. De ahí, la valoración y conservación de todas las aguas subterráneas y acuíferos como una reserva vital a futuro.

Indicó que la explotación de las aguas subterráneas en el departamento, es autorizada en forma indiscriminada, sin considerar las zonas de recarga, las mismas, que por el crecimiento de la mancha urbana en algunos casos quedaron totalmente inhabilitadas o selladas.

Agregó que por esa razón para la perforación de pozos con el fin de aprovechar de las aguas subterráneas, debe considerarse que las mismas no dañen el medio ambiente en el futuro y evitar que las zonas de recarga de los acuíferos no sean urbanizadas y selladas.

Destacó que la sobreexplotación de los acuíferos del subsuelo, puede degradar los suelos de cultivo. “Una sobreexplotación de las aguas subterráneas disminuye el nivel freático de las misma, tal el caso que se presenta en los valles de Cochabamba, como es el caso del Valle Alto, por ejemplo, que en 30 años el nivel freático bajo de 15 a 40 m. de profundidad”, enfatizó.

“Las aguas subterráneas tienen su origen o se forman a partir de la infiltración del agua de lluvia o de nieve, que se desplaza por el subsuelo hasta encontrar una roca o suelo impermeable que no permite seguir su curso, haciendo que la misma se acumule y forme lo que se conoce como acuífero”, remarcó.

 

Imagenes