Gobierno Autónomo Departamental de Cochabamba

PLANTAS DE AGUAS RESIDUALES EN EL EJE VALLUNO: UNA EN OPERACIÓN, DOS EN CONSTRUCCIÓN, DOS EN LICITACIÓN Y TRES EN PROYECCIÓN

El Plan Maestro de la cuenca del río Rocha planteó inicialmente la construcción de 11 Plantas de Tratamiento de Aguas Residuales (PTAR) en el cauce de ese afluente que de alguna forma u otra atraviesa por los siete Municipios de la región Metropolitana Kanata de Cochabamba.

Al respecto, el secretario de los Derechos y Protección de la Madre Tierra de la Gobernación, Gonzalo Muñoz, señaló hoy que la instalación de estas plantas de tratamiento avanza a “un ritmo sostenido”, pese a que en algunos Municipios debe resolverse todavía un par de requisitos mínimos.

PRIMER PAQUETE DE OCHO PLANTAS

De acuerdo al informe de la autoridad, se tiene en funcionamiento desde su inauguración, en 2017, a la de El Abra, en Sacaba; en construcción a la de Pucara también en el Municipio antedicho y a la de Albarrancho, que en realidad es un mejoramiento, en el municipio de Cochabamba.

La implementación de dos Plantas, una en Sipe Sipe y otra en Tiquipaya, están en proceso de licitación; y de otras tres, en Cochabamba (Valverde), Colcapirhua y Vinto, en actual proyección. Para estas últimas se tiene asegurado un financiamiento de la Agencia Francesa para el Desarrollo.

CUMPLIMIENTO DE REQUISITOS MÍNIMOS

No obstante, Muñoz dejó en claro que para agilizar la construcción de estas PTAR deben garantizarse cuatro aspectos fundamentales: un terreno adecuado, aceptación social, tecnología e institucionalidad.

“Son varios frentes en todos los cuales la Gobernación conjuntamente el Ministerio que tiene  tuición está brindando el asesoramiento y está siempre refrescando los lineamientos que hay; entonces ahí hay una ruta claramente establecida y estamos avanzando con esos hitos”, dijo la autoridad.

Explicó que cada  Municipio debe garantizar un terreno legal y además lograr un consenso en su población; que la tecnología se refiere al apoyo internacional recibido de expertos mexicanos, holandeses, alemanes y transversalmente de los japoneses; y que se debe desarrollar institucionalidad al igual que Semapa, Emapas y Emapaq, en los municipios de Cochabamba, Sacaba y Quillacollo, respectivamente. 

“La institucionalidad es definitoria en sentido de quien va a manejar la planta de tratamiento; entonces, tenemos los diagnósticos actualizados, en base a eso asesoraos a las autoridades municipales”, sostuvo Muñoz.

PROCESO DE MEDIANO Y LARGO PLAZO

Cabe remarcar que la descontaminación-revitalización del río Rocha es un proceso de mediano y largo plazo. Japón que tuvo un problema de similares características en un afluente demoró casi 20 años en resolverlo.

“Probablemente no (estamos avanzando) a la velocidad que la población está esperando pero agradezco a los medios de comunicación por haber podido señalar la complejidad. No es tan simple como instalar un campo deportivo en el que no tienes que negociar aceptación social, no está de por medio tecnología ni tampoco tienes que preocuparte por la institucionalidad”, concluyó el Secretario departamental de la Madre Tierra.